Webmail  Español  Inglés  Alemán

EL BREXIT Y LA DEVALUACIÓN DE LA LIBRA PROVOCAN UN DESCENSO DE LA COMPRA DE VIVIENDAS DE LOS BRITÁNICOS EN ESPAÑA

  12/09/2017 - Si bien la demanda interna de viviendas se ha avivado, aupada por la recuperación del empleo y las condiciones financieras favorables, la demanda extranjera no está siendo nada desdeñable: en el 1T 2017, creció un 14% en el acumulado de cuatro trimestres, según un informe de Caixabank Research.

Sin embargo, esta dinámica positiva de la demanda extranjera esconde diferentes tendencias. Por un lado, la mayor parte de las compras se localizan en la costa mediterránea y las islas, donde llegan a representar más del 30% del total de compras en algunas provincias.

Por otro lado, la evolución de las compras de vivienda es muy diferente entre nacionalidades. En este sentido, la incertidumbre en torno al brexit y la depreciación de la libra están dejando huella en la adquisición de vivienda por parte de ciudadanos del Reino Unido, los principales compradores extranjeros de vivienda en España. En el 1T 2017, las compras realizadas por ciudadanos británicos se redujeron un 13% interanual. Sin embargo, esta caída está siendo más que compensada por el dinamismo de las compras realizadas por ciudadanos franceses, alemanes, belgas y suecos que, en el 1T 2017, aumentaron a ritmos iguales o superiores al 20% interanual.

Las diferentes tendencias observadas entre los compradores internacionales han generado cambios en el peso relativo de cada país en las compras de vivienda, a la vez que han permitido disminuir el grado de concentración de los compradores extranjeros. Si bien el Reino Unido sigue encabezando la lista de compradores foráneos, las compras por parte de este grupo han pasado a representar el 15% del total de las compras de extranjeros en el 1T 2017, frente al 21% que representaban en 2015.

De cara al futuro, las compras de viviendas por parte de ciudadanos británicos podrían recuperar cierto brío si las negociaciones del brexit evolucionan favorablemente y la libra consigue recuperar posiciones. Sin embargo, episodios de alta incertidumbre en torno al brexit, o un hard brexit, podrían empañar una recuperación, dado que las compras de viviendas por parte de los ciudadanos británicos históricamente han sido muy sensibles a las condiciones económicas de su país. En un tono más positivo, las buenas perspectivas económicas del resto de los principales países compradores de vivienda en España, junto con el mantenimiento de unas condiciones monetarias acomodaticias y la disminución de la incertidumbre política en torno a los países de la eurozona, representan una oportunidad para el sector inmobiliario español.

realestatepress

  Envíe esta noticia a un amigo

Su nombre

E-mail amigo