Webmail  Español  Inglés  Alemán

EL INMOBILIARIO ESPAÑOL SIGUE ATRAYENDO A LAS FORTUNAS LATINOAMERICANA

  09/04/2018 - El mercado residencial de lujo español sigue atrayendo a las fortunas suramericanas. En esta ocasión ha sido el empresario paraguayo Carlos Gill Ramírez quien ha comprado la promoción residencial de lujo de General Oraa, 9 de la capital a Platinum Estates.

Esta venta de edificio, que compró hace cuatro años a la catalana Renta Corporación, es la primera desinversión que lleva a cabo el fondo asiático en nuestro país y se enmarca dentro de su política de rotación de activos

Asimismo, es la primera operación que realiza Gill en España, dentro de unos planes de inversión más ambiciosos. Para llevarlos a cabo ha constituido la sociedad Sari Holdco que tratará de hacerse con una cartera inmobiliaria en España.

El inmueble objeto de la adquisición está en pleno proceso de transformación para convertirse en un inmueble residencial de lujo con diez viviendas de una superficie superior a los 350 metros cuadrados cada una, además de dos áticos. Las obras están ya ejecutadas en un 70%.

Gill es en la actualidad presidente de Grupo Corimón, corporación venezolana de pinturas, productos químicos y envases flexibles que cotiza en la Bolsa de Valores de Caracas. Además, Gill compró el paquete de control de Ferroviaria Oriental, sociedad que opera los ferrocarriles del este de Bolivia, y, meses después, hizo lo mismo con la red occidental del país, al adquirir al chileno Luksic la Ferroviaria Andina. Entre sus operaciones más recientes destaca la compra de Bridgestone Firestone Venezuela.

El despacho de abogados Uría ha representado al empresario latinoamericano en la compra de General Oráa y el de Garrigues a Platinum, mientras que Engel & Völkers ha actuado como asesor.

realestatepress

  Envíe esta noticia a un amigo

Su nombre

E-mail amigo